Juan José Alfaro

Juan José Alfaro

Encuentros para una génesis del territorio

Residencia artistica // 1 mes // Residencia cofinanciada con el Centro Cultural de España en Costa Rica a través de la convocatoria para artistas de Costa Rica 2021

verano 2021

Enamorarse de un paisaje ya sea natural, urbano, sonoro, real o creado por nuestra mente es el primer paso para construir un territorio, es la necesidad de la emociones queriendo vivir en un lugar donde se puedan desarrollar las ideas cívicas de convivencia. Esta forma de apropiar un territorio no tiene un sentido político, responde más a intuiciones mezcladas con experiencias y recuerdos que a límites o fronteras administrativas. Construir un lugar o un país a partir de las emociones y estéticas paisajísticas provoca imaginarse las fuerzas naturales que dieron lugar a la génesis geológica. El clima, las placas tectónicas y fuerza gravitacional moldean la tierra; los minerales, los campos magnéticos y los estados de la materia dan color y transparencias al espacio. Es aquí donde me interesa investigar y dar forma mediante experimentos estéticos a un nuevo sitio.

Consideraciones autóctonas Si pensar un país propio plantea la posibilidad de ser único, le es inherente el concepto de entidad o territorio autóctono en alguna medida, en la mesoamérica precolombina se tenía un concepto de territorio y cosmovisión muy concreto que enuncia la génesis de la tierra como dos territorios antagónicos sin ser ninguno mejor que el otro, simplemente complementarios, idea que los colonos no comprendieron bien y con lo cual impusieron su ideología religiosa y orden del territorio aunque a la fuerza significaba apropiarse del espacio dividiéndolo política y administrativamente.

Lo que concluyo es que la forma en que los antiguos y aún hoy habitantes de zonas indígenas de centroamérica tienen una concepción de la tierra más consecuente con la idea de pertenecer a un paisaje envolvente que provee lo necesario y que se podría considerar un ´´país´´.

El orden de las cosas está dispuesto de esta manera; hay tres mundos hacia arriba, con rocas, nubes, vientos y estrellas, Sibu vive por allí. Y hay tres mundos para abajo, donde vive el señor Surá, se mire por donde se mire y se cuente desde donde se cuente, este es el mundo doble llamado cuatro, conocido por el de los reflejos. Las cosas verdaderas están en los mundos inferiores: allá abajo nace la vida, allá abajo el hombre tiene su raíz y también su cabeza, porque abajo regresamos al morir.

Tatiana Lobo W . Asalto al paraiso

En este sentido pensar en un territorio de dimensiones visibles y bordes indeterminados que se mueven conforme avanzamos plantea también una resistencia decolonizadora en alguna

medida. Mi país sería un transitar de objetos, símbolos y pertenencias entre las superficies de ambos espacios, como un iceberg que deja ver una parte sobre la superficie y mantiene otra gran porción bajo el agua o como un viejo árbol que desarrolla sus profundas raíces ocultas en la tierra. El sentido de pertenencia sería más en una dirección vertical que horizontal, la idea de ser parte de un lugar es la más genuina que el concepto de apropiarse de una patria como algo tangible o bien material, es decir: pertenecemos más no nos pertenece.

Técnica: Objetos reales a escala natural parcialmente seccionados, los objetos con las secciones resultantes se colocaran sobre el piso o superficie del espacio a exponer, son elementos en transición del concepto/territorio. La investigación durante el periodo de residencia arrojaría objetos posibles a exponer como vínculos de la casa dual donde la superficie del suelo es la conexión entre un espacio y otro. En un estricto sentido de la geometría, el volumen ocupado bajo esta concepción democrática hasta el centro de la tierra siempre será cónico y junto a su contraparte en espejo sobre la superficie volveremos al concepto formal de la casa cósmica precolombina. De esta forma las secciones parcialmente extruidas crean la una interfaz pre-arquitectónica del tránsito espacial, donde el vértice de inicio para las proyecciones se encuentra a poco más 6300 km. (centro de la tierra). Una sección de 5x5cm no tendría sus líneas extruidas paralelas, tendrán una diferencia angular de 0,00000045०.

Muestra de resultados en el Museo La Neomudéjar (Madrid)

 

UNDÆ! Radio # 228. Esta emisión de UNDÆ! Radio contiene el programa dedicado a obras de de la Convocatoria UNDÆ! 21-22. Escuchamos las interesantes piezas de Antonio Rocha/ UrdimbreJean-Michel Ammon (Artammon)Les phantômes de GuizehJuan José AlfaroReconstrucción sonora de La NeomudéjarLuis Ignacio Marín Desde el acantilado y Yuko KatoriMissing Landscape 3.

150 150 latorca_delaGITANA123